viernes, 27 de julio de 2018

Y si...!


Hasta que uno se cansa...

No importa dar más de lo que es necesario, uno tiene el privilegio de dar.
No importa esperar que la gente cambie, cualquiera suele en algún momento cambiar.
No importa pedir un "te quiero", perdonar un "no me di cuenta", asumir un "era necesario", hasta que uno se cansa...

Entonces nos damos cuenta, que el amor no se ruega, que no hay un tiempo sin esperanzas y que nadie cambia, hasta que uno lo hace.

Entonces todo se mueve, los velos se corren y las cosas se acomodan, como debían de ser, como tenia uno que aceptarlas, para poder cambiarlas.

Sin duda se renueva la vida, cuando se llega al límite y no nos fue suficiente. Hasta que uno se cansa...

Lucia Toranzo N.

14 comentarios:

  1. Cansados, agotados, malheridos...pero no nos queda de otra que continuar. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y cuando uno se cansa de estar cansado... hasta aquí hemos llegado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hasta que uno se cansa... ¿Y qué pasa después?

    ResponderEliminar
  4. Pero..."hasta que uno se cansa", desde fuera no sabes la cantidad de tonterías que hay que aguantar; sin duda todo lo relacionado con el amor está sobrevalorado.
    Otra cosa es el sexo, ahí que cada cual haga lo que le dé la gana, ni siquiera es necesario que nadie se entere.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando uno se cansa hay que atreverse a cambiar el paisaje.

    No mas de lo mismo.

    Un poco de riesgo puede acabar siendo mucho de vida

    ResponderEliminar
  6. Una se cansa. Es el principio de un final.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Lili, yo hoy difiero de Lucia.

    Dar, lo que sea en espera de recibir y además en proporción y medida, no es dar.
    Amar, esperando ser amado, no sé...
    Si, es un tipo de reflexión con la que uno se encuentra muy seguido por ahí, pero los afectos no son monedas de cambio.
    Sólo mi opinión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Yo me canse… me canse al darme cuenta que no cambiaría… de ser cual soy y por ello di la media vuelta y me marche con viento a favor

    Besos

    ResponderEliminar
  9. La vida continúa: hay que subirse a ella o morir solo a la vera de su camino.
    Te dejo un abrazo, Liliana.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja. Yo siempre digo que está sobrevalorado.
    El que la ame no necesitará excusas
    La buscará a todas horas y hará que se sienta importsnte .
    De lo contrario venga conmigo s tomar un Nartini canalla.
    Muas
    S

    ResponderEliminar
  11. Hermoso texto. Me encantó Lili.

    Besitos

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))