lunes, 18 de septiembre de 2017

Así de fácil.

No automatic alt text available.




Tendríamos que dejar de esperar que los otros cambien para no decirnos decepcionados.
Tendríamos que buscar la aceptación propia para sin duda ser aceptados.
Tendríamos que callar los juicios con bondad y entendimiento y ver a cada uno con el mismo cristal con el que nos vemos a nosotros mismos.
Tendríamos que tener más valor, no para enojados resistir y si para siendo humildes conciliar, tendríamos ante todo, que comenzar a dar mucho antes que pedir.

Insight

9 comentarios:

  1. Evidentemente la felicidad empieza por sentirse bien con uno mismo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si tendriamos, hagámoslo. Cuando propiciamos nuestra felicidad sentimos la necesidad de compartirla con los demás no de quitarsela a nadie. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  3. Es más fácil de decir que de hacer. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Libres de expectativas, que esas todo lo joden Lili.

    Y no tomarnos las cosas tan a pecho y disfrutar!

    Un beso, bonita.

    ResponderEliminar
  5. Si es que cuando te pones sensata...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tendríamos que cambiar muchas cosas, lo que ocurre que en la mayoría de las ocasiones, nadie se atreve a dar el primer paso.

    Besos Liliana.

    ResponderEliminar
  7. Liliana:
    espero que el terremoto no te haya afectado.
    Las desgracias siempre vienen de improviso.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  8. Hermosas e inteligentes letras LIli :)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Ya, tendríamos, deberíamos... Un beso.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))