El Día de las Madres, los restaurantes están hasta su madre. El tráfico es un desmadre, andamos mentando madres porque la ciudad se desquicia, pero eso sí, le compramos a mamá algún regalo y aunque sea una madrecita, la cosa es no quedar mal.
Podemos pagarlo de madrazo o en pagos y aunque le demos en la madre a nuestra economía, procuramos que al menos ese día nuestra madre se la pase poca madre. No importa que nos haya dado en la madre un madral de veces con su chancla, la amamos de todos modos. Hay que ser de plano muy hijos de nuestra madre  o muy valemadristas para no reconocer que son personas a toda madre.
¿O qué, no te acuerdas cómo se daba en la madre arreglando tus desmadres o cuando te daba esa medicina que sabía a madres sólo para que te compusieras? Como pueden ver, nuestra madre está presente en el lenguaje de todo chilango que se respete. Si no nos creen aquí les dejamos estos 30 usos que nosotros le damos: Madre: cualquier cosa u objeto. “¿Esta madre cómo se usa?”.  
“Escribe cualquier madre en tu reporte y vámonos, que ya es bien tarde”.  Madrecita: cosa pequeña o de poco valor. También se aplica a personas de corta estatura: “wey, esos tacos que me recomendaste no me llenaron, eran unas madrecitas”. Madrezota: cosa o persona de dimensiones considerables. “¡No manches, no me voy a pelear con ese wey, es una madrezota!”  
A toda madre: persona o cosa que cumple y/o supera las expectativas puestas sobre ella: “wey, la fiesta de la colonia estuvo a toda madre” o “eres a toda madre”. De poca madre: increíble, fabuloso. Es un sentido muy similar a la acepción anterior. “tu bici está de poca madre”. Desmadre: relajo, desorden, desparpajo. Puede usarse en sentido negativo (“no mames, ya bájale a tu desmadre cabrón”) o positivo (“qué buen desmadre se armó en el Vive”). 
Madrazo: golpe contundente,  aunque se puede designar algo exitoso. “Yo creo que la nueva peli de los X Men va a ser un madrazo”.  Madres (oler a): olor desagradable y penetrante: “dejaste el baño oliendo a madres”.  Madres (saber a): sabor que provoca disgusto: “esta medicina sabe a madres”. Madrota: alcahueta, proxeneta, mujer que regentea a otras mujeres —u hombres— en el oficio de la prostitución. “Esa doña es la madrota del congal”. 
Madral: adverbio de cantidad. “No voy a poder ir, tengo un madral de trabajo”. Putamadral: superperlativo de madral. Si un madral es mucho, un putamadral lo supera: “hace un putamadral de frío”. ¡Qué poca madre!: expresión de decepción o disgusto ante un hecho negativo: “qué poca madre, te acabaste mis papas, cabrón”. 
Dar en la madre: averiar, descomponer. “le presté mi iPod y le dio en la madre”. Darse en la madre: estrellarse, impactarse. “El vecino se durmió manejando y se dio en la madre contra un poste”. Valer madre: arruinarse de manera irreversible: “todo iba bien con mi novio y de repente la relación valió madre”. Valemadrista: persona mal hecha, desobligada o que no asume responsabilidades como debiese: “eres un pinche fodongo y valemadrista”. 
¡Te vale madres!: expresión que usamos para decirle a alguien que no indague de más, pues es un asunto que no le incumbe: “¡Te vale madres cuánto gano!”. No tener madre: algo que es excesivamente bueno “uta, esta torta cubana no tiene madre”, o excesivamente malo “el tráfico del viernes de quincena no tiene madre”.  ¡Ni madres!: negativa rotunda. “¡Ni madres que voy a andar perdonando a ese culero!”.  Mamacita/mami: expresión prosaica y casi nunca requerida que suele usarse para describir a una mujer con buen cuerpo “esa chava está bien mami”. ¡Ay mamá!: expresión utilizada para denostar miedo o sorpresa: “¡Ay mamá, ahora sí me asusté!” ¡En la madre!: expresión utilizada para expresar perplejidad y sorpresa.  
“¡En la madre, se puso bien gordo ese wey!”. Chingas a tu madre: uno de los insultos más comunes y qué más calan debido a la veneración y respeto que se le tiene a la madre en la cultura mexicana. “Vas y chingas a tu madre, cabrón, pendejo”. Chingó a su madre: mal término de algo. “Ya ni me preguntes por mi chamba, eso ya chingó a su madre”. Echar madres: decir groserías (no precisamente mentadas): “se enojó conmigo y se fue echando madres”. Hijo de su madre: persona que se destaca por algo, tanto positivo como negativo. “ Ese hijo de su madre se robó todo” o “ese hijo de su madre es buenísimo diseñando”  
Pa’ pura madre: para nada. “Esta compu que compré sirvió pa’ pura madre”. Cagar la madre: caer mal, detestar. “Uta, ahí viene ese cabrón que me caga la madre”. Hasta la madre: puede denotar lejanía (“la casa de mi chava queda hasta la madre”) o saturación “no vuelvo a ir a ese antro, estaba hasta la madre y ni se podía bailar”). 
¿Ven cómo es una palabra que chilango que se respete usa en todas su variantes? Es que somos un desmadre, nos cae de madre. ¿Hay alguna que se nos haya escapado? 

chilango.com