jueves, 8 de octubre de 2015

Sweet Sixteen



*

A esa edad todo era felicidad....hasta que una mañana, casi para terminar el año escolar
PUM! nos chocaron cuando íbamos en camino a la escuela.

Era mi primer carro, yo me sentía piloto de carreras porque el tablero de ese carro era imitación de madera y tenía muchos medidores. Era bajito, casi pegado al suelo y era de cambios.

Ella es Lauris, nos conocimos en una de las  tantas escuelas a las que asistí, vivíamos cerca y cuando me regalaron el carro, un año antes, empezamos a hacer carpool (compartir el carro).
Primero asistíamos a la escuela al otro lado de la frontera,  nos conocimos en octavo y al entrar a la high school, fuimos compañeras en el equipo de tenis y éramos la pareja numero uno de dobles de la high school.

Después de haber estado 10 años en colegio con monjas, se les ocurre a nuestras mamás, cambiarnos a una escuela donde nos dieron libertad, siempre y cuando cumplieras con las tareas y aprobaras los exámenes.....jejeje

Y sucedió lo que tenía que suceder, empezamos a faltar a la escuela pero cumpliendo con tareas y aprobando, hasta que llegó el día en que ya no sabíamos a donde ir, estábamos estacionadas en una calle tranquila, escuchando el radio,  tan aburridas que nos volteamos a ver y decidimos mejor ir a la escuela! jajaja y hasta ahí llegó la pinteada (faltar a clases) .

El día del choque, llegué por Lauris como a eso de las 6:30 am, la hora de entrada era a las 7am, íbamos por la calle J y al llegar a la calle Herreros, que por cierto era mi calle,  yo vivía a tres cuadras de ahí, de mi lado venía una camioneta stationwagon y yo no tenía alto, el de la camioneta sí.....pero no lo hizo y nos llevó de corbata, nos pegó justo a la altura de la llanta y nos dejó apuntando para donde veníamos, nos dio una vuelta en U y él a media cuadra se estrelló contra el cerco de una casa.....lo venía persiguiendo una patrulla y venía amanecido.

A mi sólo se me quebró una uña, me agarré del volante y con el hombro golpeé la puerta y la abollé, yo seguí la trayectoria de la camioneta y vi cuando se estrelló y se levantó una capa de tierra y a la patrulla también la vi;cuando volteé a ver a Lauris, me asusté, tenía la cara llena de sangre, ella iba sentada sobre una pierna y justo en el momento del choque se estaba inclinando hacia el radio para subir el volumen, estaban tocando Hotel California de Eagles, se había estrellado contra el parabrisas! No le dije nada, en eso una señora nos llevó a su casa y no dejamos que se viera en el espejo, hasta que se lavó la cara. Un vecino de por ahí le avisó a mi mamá y luego vino la mamá de Lauris y se la llevaron al hospital; se le enterraron muchos vidrios en la frente y por eso había mucha sangre.

En el siguiente ciclo escolar, entramos a otra escuela las dos, yo seguía pasando por ella, pero ya no era lo mismo, ella estaba en el grupo B y yo en el A, yo jugaba basquetbol y ella no, así que nos fuimos distanciando hasta que ya no pasé por ella. Ella estudió odontología y yo ingeniería y hasta ahí llegamos.

Hace unos años nos volvimos a encontrar, por una amiga en común, me contó que años después estuvo en otro accidente de  carro con otra amiga  y no contenta con eso, ha seguido teniendo otros accidentes, al menos otros dos, donde ella nunca ha ido manejando, siempre de copiloto, así que ahora que nos hemos vuelto a ver y nos reunimos mas o menos seguido, aún cuando vivimos muy cerca, le digo que yo no voy a pasar por ella!


* La foto es de cuando recién nos cambiamos de con las monjas, se nota la felicidad, verdad? 
=))) 

PD: Hasta un helicóptero le cayó en el patio de su casa!!!!

16 comentarios:

  1. Como se ha salvado!!!!!.....buenas amigas duran siempre.......aunque se separen no se olvidan de vidas compartidas de gratos y accidentados momentos....
    Fuerte abrazo Liliana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedo me da Cristina, yo no quiero pasar por ella pero el otro día tuve que ir porque su carro estaba en la agencia!!!
      Y sí, parece que nunca nos hubiéramos separado.....
      Abrazo Cristina ❤

      Eliminar
  2. Queda constancia de que la gafe es ella, no tú.
    Por cierto que por aquí lo de faltar a clases se llama "hacer novillos", aunque desconozco el motivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente! la mala suerte en persona! jijijiji

      Ah! pues ya sabes una palabra nueva y yo dos! porque gafe lo he tenido que buscar =)))

      Besossoleados

      Eliminar
  3. ¡Una amiga de cuidado!

    "Mas vale andar solo que con la desgracia acompañado"

    Besos

    ResponderEliminar
  4. rapida y furiosa ... de copiloto ya se hubiera alquilado de doble :P


    no cierto.


    que bueno es recordar a personas en ciertos lapsos de vida.

    a poco no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella? :P

      Eso de recordar es vivir es tan cierto.... =)))

      sí!

      Eliminar
  5. Se os nota la alegría en la cara!
    16 añitos!

    Me alegro de que os hayáis reencontrado.

    Besos de chocolate y buen fin de semana!
    ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fin de semana para ti también niñaaaaaaaaaaaa!!!! ♥

      Besitos de chocolate!

      =)))

      Eliminar
  6. Jaja, me hiciste recordar a una prima que decía que yo atraía la mala suerte, nos reíamos un montón y yo me defendía diciendo que lo que pasaba, es que en sus momentos difíciles siempre estaba yo ahí, al pie de cañón. :)

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que ya no te toquen esos momentos difíciles eh?

      Besitos =)))

      Eliminar
  7. jejejeje
    en todo caso la sacaste barata...
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me fio, mejor sigo sin ir por ella!

      saludos =)))

      PD: el carro quedó inservible, lo vendieron como chatarra.....así que muy barato no lo sé, eh?

      Eliminar
  8. Pobre Laura... qué pena y qué confianza de subirse contigo, cuando uno empieza siempre se cree corredor de autos de gran prix, jajaja. Qué bueno que no pasó a mayores, al menos contigo, porque por lo que cuentas a ella le siguió gustando el peligro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, pero yo ya manejaba desde hacía 3 años, no era nueva, ya iba a la escuela en EEUU, tenía licencia desde los 15 y yo no tuve la culpa, el hombre no hizo el alto y la patrulla que lo perseguía no ayudó mucho, no? Lo de corredor de autos lo dije porque el carro a mi se me hacía muy lindo, el tablero de madera me encantaba y el montón de medidores, me sentía soñada.
      Pero definitivamente la de la mala suerte es ella, porque para que te caiga un helicóptero en el patio de tu casa, está difícil, no??? jajaja

      Saludos paisana, besos =)))

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))