domingo, 4 de octubre de 2015

Kintsugi y la resiliencia







Por: Clavícula Nox
foto de facebook
”Cuando los japoneses restauran una pieza que se ha roto, agrandan la fractura con oro, ellos tienen la creencia que cuando algo ha sufrido daño tiene una historia, y ésto la hace más hermosa”.

Kintsugi es el arte tradicional japonés de la restauración, especialmente de piezas rotas de cerámica. En lugar de ocultar los daños, se les da una nueva apariencia y se ofrece una nueva vida a los vasos rotos. Este arte no trata de "arreglar" los defectos, no intenta perfeccionarlos, simplemente vuelve a convertir la pieza rota en algo completo. Celebra la dialéctica de la totalidad y la fragmentación... la idea de que la auténtica belleza está compuesta por ambas.

La palabra Kintsugi no tiene una fácil traducción al español pero vendría a significar algo así como la ‘unión con oro’, la ‘reparación con oro’ o la ‘carpintería de oro’. Este arte japonés que se remonta al siglo XV consiste en arreglar las fracturas de los objetos de cerámica que con el tiempo o por accidente se han agrietado o sufrido algún desperfecto. Las fracturas de estos objetos de cerámica se arreglan con la ayuda de un barniz de resina mezclado con polvo de oro. El Kintsugi, por tanto, no sólo se convierte en un arte, sino también en una filosofía de vida donde las roturas de los objetos son vistas como un elemento que embellece al propio objeto en lugar de afearlo, es decir, el Kintsugi valora por encima de todo al objeto y tiene especial cura cuando este se rompe.

Su filosofía hace que en lugar de tirar el objeto, este objeto se recupere, se restaure para que, a través de la restauración, luzca de nuevo más fuerte y con toda su historia y esplendor.

Y es que, ¿acaso la vida no se compone de fracturas y caídas?

Imagínense cuán hermoso somos al crecer de los errores, al levantarnos con heridas de guerra, con heridas del alma que nos tumbaron y nos enseñaron muchas lecciones. Imaginen por un momento, todo lo que hemos superado, y lo que nos falta por superar.

Si este concepto del "Kintsugi" no es lo suficientemente hermoso como para valorar nuestros errores, el pasado, nuestras caídas y nuestras equivocaciones, entonces estamos desperdiciando experiencias, estamos desperdiciando vida.

Ahora bien, ¿qué es la resilencia?

Según la RAE, la resilencia es la ‘capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas‘. Por tanto, se trata de un proceso de adaptación a las experiencias de vida difíciles o extremas.

¿Y cómo aplicamos este arte a nuestra vida?

Conociéndonos a nosotros mismos, y sabiendo que así como somos imperfectos y podemos golpearnos y fracturarnos a nosotros mismos, así podemos sobreponernos con oro interno, con amor, con sabiduría, belleza y candor.

La resiliencia cura todas las heridas, aunque deja algunas cicatrices.



Me ha encantado, y a ti?

26 comentarios:

  1. muy de acuerdo, las heridas, caídas en nuestra vida nos enseña a ser mejor persona
    aunque muchos tropezamos con la misma piedra, y no aprendemos al primer golpe
    pero, si no hubiese tenido tal fallo no sabríamos de limites y barreras, inclusos de caminos erróneos
    cada arruga, que cada cana, indique sabiduría, experiencia, con los años ganamos conocimiento y como mejor actuar ante las dificultades del día a día

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que te ha servido el estar en el Manicomio, muy cuerdo tu!

      saludos =)))

      Eliminar
    2. Si muchas gracias, y el dormir hace bien zzzZZZZzzzz

      Eliminar
  2. Si asi se hiciese con los humanos, a mi me llamarian: El hombre dorado.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Construir la resiliencia... aplicar este arte a nuestras vidas
    También me encantó saber de este arte.
    Hice una entrada sobre ello, te paso el link:
    http://chymundaendanza.blogspot.com.es/2014/05/renacimiento.html

    Liliana, que tengas buena semana
    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Milena!
      Igualmente, buena semana para ti!

      Besitos ♥

      Eliminar
  4. Hay que se positivos, claro que sí. Muy bien por los japoneses.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por nosotros no? hay que imitarlos.....digo, no?

      Besitos =)))

      Eliminar
  5. Esa capacidad de levantarse una y otra vez la he vivido por fuerza.....a mis años solo cuento, pero aún sigo levantándome, el dolor ha estado en todas pero no hay otra cosa sino levantarse y seguir....la vida no es igual para todos....pero aún así, se apreciar y vivir esos momentos de grandes alegrías y esperanzas....y eso impulsa hacia adelante.....
    Liliana muy interesante presentación!!!!
    Pd.
    Me tienes que decir como inscribirme en tu sitio para que me entren tus publicaciones, de lo contrario llego sólo por tanteo.....y aparezco no participando como quisiera hacerlo, he perdido muchas de tus publicaciones.....
    Otro abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien Cristina, dices que no hay de otra, pero hay quien decide no luchar y no levantarse, así que bien por ti!!!!
      Gracias =)))

      Te mando un correo, a ver como nos arreglamos.... ;)
      Besitos♥

      Eliminar
  6. Tenía medio pensado un post sobre el kintsugi...a mí también me llamó la atención el tema.
    Qué sería el equivalente a la mezcla de oro para unir nuestros pedazos rotos? el cariño,los besos,los abrazos,un buen amigo,el amor? podemos intentarlo.

    De los errores se aprende,aunque sea a bofetones.

    Besos de chocolate.
    He comprado esta tarde.
    Llueve,y una tarde de lluvia sin chocolate...no puede ser...
    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te parece el chocolate para unir pedazos rotos???
      Definitivamente, de los errores se aprende....!

      Yo también me he comido un chocolate y no llueve, no quiero que llueva!!!

      Besitos ♥

      Eliminar
  7. el pasado y las heridas son lo que nos conforma como en la vida es necesario entonces recibir esos tropiezos :)


    aunque


    hay unos insufribles que se toman la vida para jorobar a otros porqu enunca aprendieron.

    mejor se hubieran roto en cachitos


    jaja

    :P ok no

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Jo, el pasado sirve para un mejor futuro.
      Esos insufribles sólo si se los permites........!
      jajaja

      =)))

      Eliminar

  8. Siempre he asociado el crecer con romperse. Cuando crecen los dientes o las muelas las encías se rompen irremediablemente. Las estrías en nuestro cuerpo son eso, la fiel prueba de crecemos aceleradamente.
    Lo importante es jamás permitir que nada ni nadie nos rompa más allá de toda posible reparación, y seguir siendo esa versión imperfecta de nosotros mismos.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A. eres dentista???? jejejeje

      De acuerdo A.

      Besitos =)))

      Eliminar
  9. Yo creo que tengo esa resiliencia de la cual hablas y a pesar de eso hay heridas difíciles de curar, aunque sea con oro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien tecla, bien!

      Siempre habrá heridas difíciles las cuales tardarán más en curarse, pero al final, se curan.

      =)))

      Eliminar
  10. Hay que enorgullecernos de las cicatrices que llevamos marcadas visibles e invisibles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo paisana!

      Besitos =)))

      Eliminar
  11. Yo cicatrices no tengo muchas, pero dolores corporales por un tubo. Puedo dar, regalar y vender a muy buen precio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje por un tubo??? eso quiere decir que tienes muchos??? o....no mejor nada!

      Sólo por curiosidad, en cuánto los vendes? por si alguien pregunta, digo....

      =))) Besitos

      Eliminar
  12. Yo qué sé, yo es que los objetos que se rompen en mil pedazos...
    Bss, Lili.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en uno mismo Eva, cada que nos parten, nos resanamos!!!!

      Besitos Eva♥

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))