miércoles, 19 de agosto de 2015

La ballerina cumple 60 años


Gracias a un encargo de Brigitte Bardot, en 1955, la tradicional zapatilla de ballet se convirtió en el calzado icónico que es hoy día.

Por: Florencia Sañudo 


Brigitte Bardot puede jactarse de muchos laureles, pero quizás el más inesperado es el de haber puesto las ballerinas en los pies de millones de mujeres. En efecto, poco antes del comienzo del rodaje de la película Y Dios creó a la mujer, bajo la dirección de Roger Vadim, su esposo, la joven actriz francesa, formada en el Conservatorio de Danza de París, le encargó a su proveedora de zapatillas de puntas, Rose Repetto, un calzado para la ciudad, cómodo y flexible para caminar y bailar, liviano y escotado, angosto a los lados, que dejara ver la base de los dedos. En resumen, una zapatilla de ballet para la vida diaria.
Lo que resultó de esta idea es parte de la historia del cine y parte de la historia del calzado: el éxito fulgurante del filme, que lanzó a BB como sex symbol, se debe tanto al guión, osado para la época, como al look increíblemente moderno del personaje que ella encarnaba (Juliette, de 18 años), a sus faldas entreabiertas que dejaban ver sus piernas longilíneas y a sus sensuales ballerinas, que subrayaban el ambiguo perfil del personaje, sexy y, a la vez, aún niña. Las jóvenes de la época adoraron el modeloCendrillon (Cenicienta), como lo había bautizado Rose Repetto, y se convirtió en un fenómeno comercial y un fabuloso éxito para la marca.
Brigitte, por su parte, nunca más se separó de las ballerinas. Y aunque no fue fiel a los hombres de su vida sí lo fue a sus zapatillas, que la acompañaron tanto en las calles de París o de Saint-Tropez como en el cine, desde Y Dios creó a la mujer, uno de sus primeros filmes, hasta La muñeca y el bruto, uno de los últimos, en 1970.

La tradicional zapatilla de ballet se convirtió en el calzado icónico que es hoy día. Foto: Mathieu de Martignac.
Leer artículo completo Aquí

10 comentarios:

  1. Qué bonitas y cómodas son y cuantas generaciones de adolescentes no las habrán usado.
    *********************************
    Han bajado por aquí las temperaturas, eso es por tantos comentarios que has recibido que la intensidad del sol ha bajado un montón. Modérate porque si no vamos a pasar frío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Yo quiero fríooooooooooooooooooo! que andamos por los 46 grados!!!

      han dicho que hemos alcanzado los 56 en el periódico, no lo puedo ni creer!!!!

      ******************************************

      me encantan las ballerinas!!! =)))

      Eliminar
  2. Cómodas, sencillas, para todo momento, besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por ampliar mis conocimientos.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo las llevo muchas veces,me gustan y me resultan cómodas.

    La Bardot no me parece una gran actriz.
    Muy atractiva,sí.
    Como persona no me cae bien,se ha manifestado en contra de la inmigración,los homosexuales,y otros temas.
    Y se ha posicionado del lado del radical Le Pen.
    Tanta libertad que pregonaba y mira...

    Besos de bailarina!
    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también las uso =)))

      No sabía nada de eso de la Bardot....tache!

      besitosdepan! ;)

      Eliminar
  5. La Bardot me cae como el puto culo.
    Envejeció peor que mal.
    Una facha miembro del Frente Nacional de los Le Pen, que cuenta hasta los lugares en que se posan las cigüeñas... donde entonces se construían catedrales.
    Sin mí, esta mujer ya hoy.
    Yo ya no puedo calzarme bailarinas, aquí les decimos "manoletinas", otra definición, otro manera de calzarlas.
    Sólo puedo calzar ya tacones, por mi enfermedad.
    Pero mi abuela las lucía como una reina.
    :)))

    Besos, sin calzador, Liliana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que yo de ella no sabía nada....!

      besitos Eva, de té-quila! =)))

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))