martes, 11 de agosto de 2015

10 inventos cotidianos que nos dejó la guerra

Las guerras dejan huellas profundas por la violencia y las


 muertes de los grupos en conflicto. Sin embargo, en 



época de conflictos bélicos se activan  sectores 



económicos que dan lugar a descubrimientos e inventos 



que cambian nuestras vidas cotidianas. Acá te mostramos



 algunos de ellos.


TOALLAS FEMENINAS




En 1914 el ejecutivo James C. Kimberly viajó a Europa junto a su líder de investigación, Ernst Mahler, para conocer los procesos de las plantas de papel en Alemania, Austria y Escandinavia. Lo que descubrieron fue el uso que las compañías hacían del cellucotton, un material similar al algodón pero más barato, al ser creado con pulpa de madera. Regresaron a Estados Unidos para comercializar el producto como vendajes, pero gracias al estallido de la Primera Guerra Mundial, las enfermeras lo utilizaron para evitar los problemas que conlleva la menstruación, lo que llevó a la firma Kimberly Clark al éxito financiero. Hoy día, la marca del producto es Kotex, diminutivo para “cotton texture”.

PAÑUELOS DESECHABLES



La compra de toallas sanitarias se fue convirtiendo en una actividad cotidiana, pero el negocio tardó algunos años en convertirse en una fuente sólida de ingresos. La compañía Kimberly Clark tuvo que idear los pañuelos desechables con una textura más suave y de tamaño reducido para mejorar sus finanzas. Era 1924 cuando los Kleenex llegaron al mercado para quedarse.

HORARIO DE VERANO



Según la BBC, Benjamín Franklin ya había propuesto la idea de implementar un esquema horario que se adaptara al ciclo día y noche que cambiaba durante el verano, con el fin de evitar el desperdicio de velas y aprovechar la luz del sol mañanero. Después se hicieron propuestas similares en Nueva Zelanda y el Reino Unido, pero fue hasta el 30 de abril de 1916 cuando, en medio de la Primera Guerra Mundial, el gobierno alemán decretó que los relojes debían ser adelantados una hora antes de medianoche, para hacer más eficiente la producción de acero . La estrategia bélica fue después implementada por otros gobiernos europeos hasta que, en 1918, Estados Unidos lo convirtió en una medida estándar para adaptar el ciclo laboral.

BOLSA DE TÉ



Las longevas compañías de fabricación de té embolsado convergen en que esta forma de distribuir el producto fue inventada por un comerciante estadounidense en 1908. Aunque su consumo en esa forma fue un accidente: algún cliente tiró el empaque en agua y el resto, es historia. Pero la costumbre de comprar y beber el té embolsado se popularizó gracias a la empresa Teekanne, que copió este modelo para satisfacer las necesidades de tropas alemanas.

RECIPIENTE DE GALÓN



Según el sitio especializado en tecnología Expert Reviews, fue por petición de Adolfo Hitler que los diseñadores alemanes crearon este recipiente con la intención de cargar combustible de forma práctica y discreta. El invento fue perfeccionado por los Aliados, que hicieron la boca del contenedor un poco más ancha, lo que permite que el combustible fluya de forma más natural hacia la cámara del vehículo.

RELOJ DE PULSO



A principios del siglo XX, saber la hora en cualquier momento era un lujo que no cualquiera podía darse, debido a que los relojes de cadena eran muy caros, ya que eran un emblema de estatus. Fue gracias a la Primera Guerra Mundial que los líderes militares comprendieron la importancia de que sus subalternos sincronizaran sus movimientos. El encargo le fue dado al joyero inglés Jonathan Mapplin, quien diseñó los relojes de pulso para que los soldados pudieran mantenerse al tanto de la hora, sin descuidar sus armas o sus espaldas.

CIERRE O CREMALLERA



El migrante de origen sueco, Gideon Sundback, se percató de la necesidad de crear un mecanismo para cerrar la ropa de forma que el frío no se colara por algún agujero. Los botones no funcionaban a la perfección para este fin y los ganchos eran incómodos y podían dañar la prenda. Por ello se le ocurrió poner dos hileras de dientes que se adhirieran con un simple jalón. El invento lo convirtió en el diseñador líder de la Universal Fastener Company, la empresa que se encargó de implementar el simple mecanismo a los uniformes de la milicia. Tras la Primera Guerra Mundial, el cierre se convirtió en un estándar de la moda civil.

PENICILINA



En 1928, el químico Alexander Fleming descubrió la penicilina, un antibiótico ampliamente utilizado hasta nuestros días. Pero la adopción del fármaco como un medicamento de uso cotidiano al farmacólogo australiano Howard Florey, quien lo aplicó al combate a los hongos y microorganismos bacterianos. El ejército de Estados Unidos no tardó en hallar una forma de distribuirlo a sus soldados que combatían en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Según Expert Reviews, para 1944, EE.UU. ya había producido 2.3 millones de dosis que salvaron la vida de militares y civiles.

ACERO INOXIDABLE



La milicia británica necesitaba un mejor material para las pistolas, un metal que no se desgastara tan rápido por la fricción y el calor de las balas. Entonces contrataron al metalúrgico Harry Brearley, quien añadió cromo al acero. Al principio, consideró este experimento como fallido y tiró los materiales, literalmente, al bote de la basura. Su asombro llegó cuando notó que los utensilios metálicos que había desechado seguían sin oxidarse. El curioso descubrimiento lo convirtió en una leyenda y su legado material ha servido en el campo de la guerra, la medicina y hasta la gastronomía.

COMUNICACIÓN INALÁMBRICA



Hoy es algo de lo más normal que tomes tu celular y llames a tu pareja, que se encuentra algunos kilómetros lejos de ti. Pero antes de la Primera Guerra Mundial, la comunicación a larga distancia sin el uso de cables pertenecía a los libros de fantasía y ciencia ficción. Según dice el historiador Keith Thrower a la BBC, fue al final de 1916 que los ingenieros de las tropas británicas hallaron la forma adecuada para que las ondas de radio se transmitieran a las cabinas de los aeroplanos con la mínima interferencia. Primero se añadieron teléfonos, pero al final, los cascos con micrófono integrado resultaron ser los mejores aparatos para la comunicación entre torres de control y pilotos.
© Tatan Syuflana, AP

¡¡¡Vaya, hasta la bolsa de Té!!!

 ¿Ya sabían cuando se originaron estos inventos?

16 comentarios:

  1. Pues no, no lo sabía.
    Ahora si.
    Muchas gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los días se aprende algo nuevo!

      De nada..."pa'servir a usté"!

      Besitos =)))

      Eliminar
  2. Qué curioso,no tenía ni idea...

    Que bien te vino lo del té,eh...
    ; )

    Muackkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí?????

      Increíbleeeeeeeeee!

      =))) besitos

      Eliminar
  3. Aunque sabía que las guerras, ay, producen inventos no me había preguntado cuales. En situaciones de extrema necesidad el cerebro se activa y se nos ocurren cosas.
    No hay mal que con bien no venga. Eso dicen, Liliana.
    Pero una guerra es una guerra. Tanto dolor, tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que ni qué! Esperemos no nos toque una nunca!!!

      Y sí, época de crisis, época de oportunidades....

      besitos ♥ =)))

      Eliminar
  4. Pues a ver si disminuye ya porque menudo verano. Jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja es que es para mi, ha disminuido increíblemente la temperatura, claro, ya para mañana empieza a subir otra vez....de 45 grados para arriba y así hasta mediados de septiembre si bien nos va... =((

      besitossssssss

      Eliminar
  5. Mira nada mas que chulada de información, no tenía ni la menor idea de estas cosas...
    Todos días se aprende algo nuevo, la diferencia es que hoy aprendí más de uno...

    Saludos Lily =)
    No creas que me desaparezco, sigo.

    Susy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que no desaparezcas eh???

      Saludos Susy =))))

      Eliminar
  6. lo mismo sucedió con los radares
    que después paso al trafico de civiles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí y también hay otra cosa, al rato voy a publicarla!

      gracias y saludos =))))

      Eliminar
  7. Y con la guerra de las religiones que se libran en estos días, ¿que novedades nos traerá la ciencia?

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muchas cosas que sabía se han complementado con tu artículo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Es que tu eres muy sabia MaLquE!!!

    yo del único que estaba segura era el que publiqué ayer, el de los lentes intraoculares y se me había olvidado!!!

    becho y abacho =)))

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?


Gracias por dejar tu rayito de sol!


=))))